miércoles, 21 de diciembre de 2011

NADA

.
.
Eran las piernas de caminar hacia la nada,
...el placer de mirar mientras te alejas.
.
Eran los ojos de buscar una luz, algo
...que no se pierda en el oscuro mar
...de navegar hacia la nada;
...un leve olor a carne llenando
...la falsedad del amanecer.
.
Era esa costumbre de aspirar el aire, de llenar
...el pecho de olores en que persista el tuyo,
...saber que el olor puede tocarse,
...que puede matarlo la traición del tacto,
...las yemas de los dedos
...como otros tantos cuchillos.
.
Era la mentira que van dibujando los dedos
...en la piel olvidada, en el mapa
...grabado en la piel; un viejo
...pergamino en que un día estaban todos los mares, todos
...los sitios donde podría
...ocultarse un alma descreída del cielo y de los hombres.
.
Eran las piernas de encontrar el regreso,
...el camino no sólo hacia la nada; hacia
...el lugar impreciso
...en que alguien dirá que ya has llegado
...y no podrás creerlo.
.
Eran las piernas, la rivalidad, los argumentos
...que aún sostienen el cuerpo de estas dudas
...y que he de cercenar.
.