martes, 13 de marzo de 2012

EL REMANENTE (y otros poemas) / Alberd Yollaka

.
Alberd Yollaka es un poeta y lingüista finlandés, cuyos orígenes provienen de la región de Livonia, que forma parte hoy de la República de Letonia. Junto a otros jóvenes intelectuales, inició un movimiento para la conservación y revitalización del idioma livonio (līvõ kēļ o rāndakēļ), que pertenece a la rama baltofínica de las lenguas urálicas y está estrechamente relacionada con el estonio. Es una lengua actualmente en riesgo de desaparecer ya que sólo es hablada por unos 35 individuos, de los cuales solo diez la hablan con fluidez. Estos intelectuales, racialmente livonios, han aprendido el idioma de su pueblo en un intento por revivirlo, pero como los livonios son un grupo étnico minoritario, las posibilidades de empleo de esta lengua son limitadas. Yollaka escribió sus poemas directamente en livonio, asumiendo que tendría muy pocos lectores, pero confiando en que su traducción y publicación en otras lenguas podría despertar interés en sus propósitos. Sus textos han sido traducidos al ruso y al húngaro y esta es la primera versión de dos poemas suyos en español, lo que constituye una curiosidad filológica.
(Traducciones del húngaro de György Ferdinandy y versiones al castellano de Heriberto Hernández Medina.)
.
.
EL REMANENTE
.
Irse ya, pero siente aún la angustia,
su mano en la barrera áspera.
Mientras permanece, tiene derechos
y sería mejor tal vez esperar.
.
Lo habría hecho, pero su ánimo no es el de antes,
da vueltas en vano, no encuentra su lugar.
Quizás allá será mejor, lo espera en secreto,
junto al paso del tranvía.
.
No entiende, por qué prefiere el tranvía
si puede caminar alegremente
y esperar que el cartero traiga su pensión
hasta que los ángeles vengan por él
.
Se queda aún, pero mañana habrá de marcharse,
el viento trae ceniza desde la colina.
En la plaza murmuran todo tipo de gente
y en su bolsillo no hay salvoconducto
.
Su mano en la áspera barrera,
se iría ya, le detiene el derecho ancestral.
Fuera, la ligera rama del álamo ondea
Dentro, a sus pies, gruñe un viejo perro.
.
.
LA EXCUSA
.
No le importa si usted le desprecia
y tolera en silencio la mentira,
oculta que añoraba hace tiempo otra cosa
y esconde la herida ulcerada.
.
Como si todo estuviera en orden –se atreve−
aprecia la joya que se le muestra. Nunca se rebela
y casi te pide que le humilles
si con eso puede agradarte.
.
Usted lo sabe, un día se hartará
de que te refieras a él constantemente:
ah, ya no soy el amable viejo,
.
dirá tamborileando sobre tu espalda
y tensará la bufanda en tu garganta
hasta que digas al fin su nombre: Arrepentimiento Tardío.
.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

El LIVONIO PUEDEN HABLARLO SOLO UN PUÑADO DE INDIVIDUOS , PERO LOS SENTIMIENTOS DE ANGUSTIA , DUDA , CONFORMIDAD, MIEDO Y HASTIO QUE REFIERE EL AUTOR SON MOTIVOS POETICOS UNIVERSALES Y SI OTRO POETA SABE TRADUCIRNOSLO TAN BIEN ES COMO SI YA HABLARAMOS LA CURIOSA LENGUA DE Alberd Yollaka.

balla d. károly dijo...

Digo gracias! http://ungparty.net/blog/2012/03/21/a-kolteszet-vilagnapja/

BDK