sábado, 12 de diciembre de 2009

ABSTRACTOMICINA (bondades de la autoinmunización)

Menuda elucubración. Reelaboración socarrona de la sierpe que se muerde la cola; este ditirambo de Aldo Menéndez, en que pide al “enfermo” que elabore su propio “remedio", resulta cuando menos divertido.
Exige, ante todo un ejercicio de humildad, que siendo en muchos casos innecesario, se hace más edificante. Cuenten las circunstancias, en que además de no apreciarse convalecencias (léase militancias) figurativas ortodoxas entre los convocados a este laboratorio preventivo, tampoco predominan los sujetos portadores de la supuesta cura. Tal vez justifique esto la presencia de los enfermos históricos, en tanto portadores de los agentes propicios para la incubación de los cultivos.
El resultado: un hospital de campaña, un reducido espacio en que las camas se han dispuesto de un modo aleatorio, más pensando en como puedan verse desde la entrada, a la manera de una puesta en escena, retablo de músicos itinerantes o teatreros nómadas, que en la asepsia y funcionalidad.
En tanto elucubración, no hay diagnósticos específicos, ni resultados computables. Hay una sensación de aceptación, de entendimiento del arte como un espacio de sanación. Es conocido que toda curación está implícita en la constatación y el reconocimiento de la dolencia, y tal vez lo mas novedoso de esta propuesta consista en reconocer una dolencia, aún siendo ajena, como una necesidad de sanación propia. La negación de la ausencia, la omnipresencia de cada artista en cada evento, confluyente o conflictivo, del arte pudiera ser la suprametáfora de este proyecto, desde su origen evocativo-convocatorio que excede el ámbito de los vivos, hasta su terrenal y evidente manifestación como ejercicio lúdico.
.
ABSTRACTOMICINA / Cremata Gallery 1646 SW 8 ST. Miami / Noviembre 30 2009 – Enero 30 2010 / Gustavo Acosta Julio Antonio Jorge Arango Néstor Arenas Juan Asencio Waldo Balart Yovani Bauta Mario Bencomo Giovanni Bosch Adriano Buergo Luis Cabrera Alberto Jorge Carol Ramón Carulla Humberto Castro Humberto C. Cruz Hugo Consuegra Salvador Corratge Arturo Cuenca Liliam Cuenca Sandú Darie Ana Albertina Delgado Agustín Fernández Luis Manuel Fernández Ivonne Ferrer Joaquín Ferrer Meme Ferre Flora Fong Marta Fonseca Lia Galletti Carlos García Fernando García Enrique Gay García Florencio Gelabert Julio Girona Victor Gómez Ernesto González Puig Armando Guiller Osvaldo Gutiérrez Pedro Hernández Carmen Herrera José Herrera Guido Llinás Nélida López Rafael López-Ramos Carlos M. Luis Nuncio Mainieri Leonel Matheu Julio Matilla José Mijares Aldo Menéndez Heriberto Mora Glexis Novoa Carmen Oñate Sergio Payares Natasha Perdomo Rosa María Pérez Pérez Castaño Lourdes Porrata Guillermo Portieles René Portocarrero Jesse Ríos Enrique Riverón Carlos Rodríguez Cárdenas Emilio Héctor Rodríguez Eduardo Rubén Rubén Ruiz Caballero Baruj Salinas Carlos Sanjurjo César Santos Raúl Santos Serpa Rafael Soriano José Toñarely Antonio Vidal Manuel Vidal
.

4 comentarios:

R.L.R. dijo...

Heriberto, gracias por esa reseña tan poética... a tono con el oficio!
Un abrazo

Anónimo dijo...

Profunda y profusa aproximancia a la espiral vertiginosa del remolino actual de la pintureria islense. El homenajeado occiso habriase asombrado de tamana afluencia postmortem a su canton. Un sixpack per capita habria traido mejor soporte en vida a su garganta atenazada por el olvido y la indolencia kendaliana, gueibolesca,brickeloidea. Almacen de garabatos ocheros rather than ochentosos. Ocho si, ochenta no. Ochosi en metatranca on canvas en el templo con vista al bill mejor que al cheque. Gracias al Altisimo ya rajamos de esto con el propio tampeno decadas ha, en una barra de estibadores de Muralla (Wall Street), pagando cuarenta quilos por doble de Coronilla en pomitos de compota rusa .

Anónimo dijo...

Ambieco: sobra silaba casi nota en el name del show y al menos falta G en el surname de pintadora narra de la lista que asi como esta suena bien fun. Ella -y todos son bien fun anyway... Pero mas prolijidad, plis, en la transcription de la cultura. Yayo el indio. Liubov i s noviim godam.

Anónimo dijo...

Sobraba silaba en Abstractominicina pero justa era su musicalidad y originalidad. Quitaste el ni y quedo cojo el lexema. Abstractominicina es tu inventiva. Sucumbiste a la convencion.