jueves, 5 de noviembre de 2009

SANGRANDO

.
.
Un minuto de paz, un instante
……donde no ocurra nada.
No es posible, sólo he estado negándolo,
……no he hecho otra cosa que negarlo
……y nada ha sucedido, nada
……puede hacernos
……sobrevolar este paisaje,
……este bosque de palabras que sueñan con ser árboles.
.Un minuto, un sagrado intervalo de nuestras vidas
……en que no ocurra nada.
Vaciarnos de todo, entregarnos, puedo decir
……en lugar de poner
……lo que se supone mi alma
……en la bandeja en la que han puesto las vísceras
……que un día me hicieron sentir dolor o hambre.
.Entregarnos en cuerpo y alma,
……puedo decir,
……aunque el cuerpo ya era dueño
……de su fluir hacia la nada, dueño
……ya era
……y ahora estamos negociando.
.Recuerdos que remedan
……objetos de una sustancia que puede ser cortada;
……rebanados,
……valorizados: monedas en los recodos de la argucia.
Hemos atesorado objetos que han de condenarnos,
……los hemos puesto en los sitios menos reconocibles,
……en esos sitios
……a los que llamaría de otro modo si volviera.
.Si fuese posible volver, recobrar
……al menos la sed, el fuego en la garganta,
……fundando las palabras en las que hemos de arder.
Si fuese probable volver a hablar de un cuerpo que nos duele,
……de un dolor real
……doblegando nuestro vulgar sosiego;
……si fuese real, herida, no abierta
……en el cuerpo banal de la razón: sangrando,
……sangrando.
.Realmente sangrando, dirías, y yo podría
……extender argumentos, como alfombras antiguas,
……para que puedan pisarlos.
.