jueves, 20 de mayo de 2010

EL AGUSTINO (y otros poemas) / Roxana Crisólogo

.
.EL AGUSTINO
.
lo que yo llamo cielo y es tierra
y todas las noches ocupa un espacio distinto al de los cielos
y se extiende sobre un paño de noche elegante
y vive como las fogatas de los castillos conquistados
………………………………………………………...allá arriba
y deja escapar anillos de luz simples bocanadas de gente
innumerables miles no podría contar cuántas veces
me perdí en el cielo…..yo que creí que pisaba tierra
empecé a enumerar sus escalones desvanecidos
con tanta facilidad por la gente que al pisarlos
los duplica los triplica y pienso que es la velocidad
-alucinaciones de estómago vacío- de trabajo
mecánico y a tiempo completo sin vacaciones
con vacaciones…..-sin goce de haber-
o sólo el caos en un mundo que no es
cielo ni tierra.....entre tierra y cielo.....cielo y tierra
hay un lugar común de seres indiferenciables que bien
…………………………………………………observo
con este cucurucho que quiere -intenta- ser mi único
microscopio o mirador oficial sin asomarme a la ventana
del micro aunque la gente grite…..Me ordene
cordura…..razón…..para no mirar…..nuevamente
……………………………………..verme
indefenso en un mundo que no podría domeñar solo
…………………………………..Ese día casi toqué el cielo
porque su olor a tierra sudada o lo que sea se impregnó
en mi chompa en mis cabellos quedó un poco del polvo abigarrado
de su alimento…..mi lengua también saboreó
la acidez segura de sus suburbios celestes…..y no dejé
de parpadear cuando quise contar cada lucecita suya
en la inmensidad -ya me estaban tragando-
…………………………………………Si no fuera por estos golpes
torpes ininterrumpidos de chofer por esa voz ronca de vaso vacío
(solo) que desde arriba me recordó que simplemente estaba
………………………………………………………...abajo
.
.
MIENTRAS ESCUCHABA A FRANZ LISZT
.
.................................................-Rapsodia Húngara Nº12 Lima-. lamento haberte encontrado así

entre papeles y pericotes polvo y estantes
viejos abogados se preguntan cuál es tu
problema un conflicto no se resuelve con sonrisas
y los conflictos como esta música desgastan
absorben al espíritu más fiel y no queda más que eso:
música temblando en un rincón sacro de la ciudad
manos sin cuerpo dirigiendo una sinfonía
bajo la tolvanera y ya estás atento
a las indicaciones del semáforo a la mujer
que cubre sus uñas con esmalte y rabia
porque es cara y su belleza se ha diluido una noche
fresca que no pudo más con la felicidad de ese
húngaro loco ni con la aparente frialdad de su
sangre azul para los amigos roja para los habitantes
de Doborjan fogoso como nadie
sin rencores Franz creo que estos contactos nos
aproximan aunque estemos lejos
dos siglos atrás Tú dentro de la radio yo dándole
solución a tus problemas que son tan míos como de
la vecina del panadero del guardián: noble estirpe
barrios oscuros -nada codiciosos- me alarman
Con sus derechos -viles- miles -bocas- espadas
salen de sus bocas No es por indiscreción esta escena
en que tu música ha revolcado a muchas jovencitas
y enamorado con astucia al amor con el entusiasmo
propio de la juventud al amor Cien pies bajo tierra
y todavía marchas indagas Ebrio por estos libros
tristes plagado de tristeza ocultándote en los sonidos
ocultándome al mundo la cosa va y no va
así es Sólo a veces me encuentro contigo y sorprendes
a mi escritorio con tu par de guantes
nuevos blancos
y las personas huyen despavoridas porque no te entienden
porque temen la estridente burla de un viejo músico
autodidacta -viejo caprichoso-
el caos que felizmente ordena
que las desordena Ésa es la costumbre aquí todo lo diferente
es sustituido por un poco de pintura y buenos deseos
sonrisas vagas que reprimen: maquillajes
.
Yo me refugio en esta música demente
Apasionada.

EL VIOLINISTA RUSO AQUEL....El violinista ruso aquel

trabajó todo el día
sin éxito la gitana vendió todo el día
todo el día una cartilla con números de la suerte
parecía emergerde una enorme falda negra
los ojos ocultan su perfil en el horizonte

de inmaculados mensajes vacíos
sacuden su cuero cabelludo
de pájaros gritones
sanguíneamente
recorren la ciudad
que un vocerío inanimado
de flores y estupor
ensancha
cada uno tiene un pastor
un campo o prado
un bosque o una jauría vigilante.

ROXANA CRISÓLOGO CORREA
: (Lima, 1966) Poeta y activista cultural. Realizó estudios en las Escuelas de Comunicación Social y Literatura de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Derecho y Ciencias políticas en la Universidad Nacional Federico Villarreal y estudios de posgrado en la Universidad de Helsinki en la especialidad de Derecho Internacional. Fue coordinadora de la Red por la Democratización Global en Lima y formó parte del equipo de trabajo del Programa Democracia y Transformación Global del cual ahora es colaboradora.
Ha publicado Abajo sobre el cielo (Lima-Perú, 1999), Animal del camino (Lima-Perú, 2001), Alhaalla, taivaan yllä (Traducción al finés de Abajo sobre el cielo. Helsinki-Finlandia, 2001) y Ludy D (Lima-Perú, 2006). Un adelanto del poemario inédito Trenes fue publicado por la editorial cartonera PoesíaconC (Malmö-Suecia, 2009). Es coautora de la antología de poesía escrita por mujeres, sobre la violencia política en el Perú, Memorias in santas (2007) y de los proyectos de video-poesía Poéticas visuales de la resistencia y Poéticas visuales del exilio (Lima, 2007 y 2009). Reside en Helsinki.
.

2 comentarios:

Beatriz dijo...

Muy buenos estos poemas, que se basan sobre todo en la aparente contradicción de lo que el ojo mira y el alma siente. Son extensos, pero no decaen. Gracias.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.