martes, 31 de mayo de 2011

IMAGINARIO MIGRATORIO (desde otro ángulo)

.
Por Elizabeth Quintana
.
................
La curva sólo es una recta
................
vista desde otro punto...
.
Resulta paradójico decir que los procesos migratorios impactan muy negativamente en el arraigo de la gente(1). No creo ser la única que se pregunte: ¿son los procesos migratorios o es el desarraigo “per se” quien condiciona los procesos migratorios? Esta dificultad en la logística del orden, en la secuencia del discurso; esta anómala intención des figurativa de la continuidad, parece obedecer a una violentacion no consciente del análisis histórico, es decir, la mirada en el análisis desciende desde la consecuencia hacia el origen. Esta evaluación retroactiva del pasado desfigura la huella mnémica y el proceso queda invertido.
No me sorprende que el desplazamiento en el análisis sea sucedido por la frase: Vivimos hoy un imaginario migratorio que en mi opinión personal es muy peligroso, porque cala sobre el concepto y noción de arraigo(2). Otra vez el arraigo esta determinado por un imaginario. La estructura psíquica parece jugar ambos roles, el del sueño (donde justamente radica el peligro) porque conduce a la escisión, la fractura de la pertenencia, o/y la identidad y el de des conceptualizar, negar lo aprendido/aprehendido acerca de la pertenencia. Queda así la identidad sostenida por el aprendizaje como atributo personal (concepto de nación) y el ideal, el móvil energético de la psique, desvirtuando la realidad.
Es este un discurso contemplativo e inoperante de la realidad migratoria cubana. Negar a consciencia o sin ella lo forzado y externo que ha sido este proceso y el costo que ha tenido al interior de la familia y del individuo, es un indicador del extravío o la extravía (como algún amigo refutaría), a que ha ido conduciendo la necesaria deformación del contenido consciente para facilitar la adaptación y sobrevida del intelecto. Nadie negará la presencia del intelectual en el entrevistado, y algunos sentiremos nostalgia de mejores y atinados días, pero el tiempo es inexorable en su linealidad y las excusas fracasan por su desgaste de más de 50 años.
Sobre la realidad migratoria cubana, mi opinión es divergente. Creo que el desprendimiento forzoso del ideal de nación ha fortalecido nuestra identidad, e incluso ha entorpecido un mejor ajuste migratorio y la aprehensión de nuevas identidades como producto, proceso que sólo podría ser facilitado por la aceptación de nuevas contingencias bajo el libre albedrio de la psique. Si algo temo es realmente, a la distancia entre ser ciudadano del mundo y ser ciudadano cubano, a la inercia psíquica que sufrimos ante un ideal de nación que re-inventamos cada día y el siguiente.
.

Escultura colgante en el espacio central del edificio de acceso a la estación de autobuses de Córdoba, obra del Equipo 57.
______________________________________
1 Grogg, Patricia. Vale la pena pensar con psicología. Entrevista a Manuel Calviño en IPS (Inter Press Service)
2 Ibídem.

.