jueves, 21 de enero de 2010

DIBUJOS

.

.

Si no recuerdas el camino,
busca un árbol y ve hacia él.
Si no recuerdas como llegar hasta la casa de tu infancia,
busca en el horizonte un árbol, una torre,
algo que te recuerde
los días en que apenas
podías decir tu nombre sin mirar a otro sitio.
Busca en el horizonte
un edificio descolorido por el tiempo, algún techo
desvencijado, algo que no hayas podido olvidar.
.
Dibujábamos con yeso en el piso,
y nuestros dibujos
eran cartas de navegación en el mar del verano.
Dibujábamos en las paredes, rostros conocidos
y rostros que nunca habíamos visto.
Puedo volver a hacerlo,
los he visto nuevamente durante todo este tiempo
en sitios grises
a los que no quisiera volver.
Eran los rostros que un día nos harían recordarlo.
.
Vivo aún en esa esquina del verano,
en ese intervalo de tiempo
del que ya he olvidado hasta los números.
Mis recuerdos,
como aquellos dibujos, tienen casas y árboles, tienen
rostros que ambos podríamos reconocer, si lo intentamos.
.
Dibujar era un modo de sosegar los deseos de irse,
de partir hacia un lugar desconocido.
Hoy, es sólo una manera menos turbia, menos dolorosa
de desear volver.
.Dibujar es más difícil hoy
porque estamos haciendo trazos febriles sobre un muro
cada vez más lejano.
.
.

2 comentarios:

Marga Chiquimala dijo...

Gracias Heriberto, ese poema me ha dado una catarsis de emocion, el trazo de lo que ha sido, recordamos o inventamos. Muy hermoso.
Agradecida

Juan Carlos Recio dijo...

También a mí me parece un poema muy triste, díficil no hacer catarsis, como dice Marga. Pero ánimo hombre.