martes, 2 de diciembre de 2008

EL ÁNIMO ANIMAL

de Reinaldo García Ramos

Por William Navarrete.

El ánimo animal, editado por la recién estrenada Bluebird Editions, es uno de los mejores libros que me traje de la reciente Feria del Libro, en Miami. Su autor, Reinaldo García Ramos, sorpende en esta nueva entrega con algo que me atrevería a compararlo con los bestiarios medievales, aquellos que van desde Isidoro de Sevilla (el noveno libro de sus Etimologías) hasta los poetas anglonormandos de los siglos XI y XII (Philippe de Thaun, Guillaume le Clerc de Normandie y Hugues de Fouilloy), seguidos por Da Vinci y hasta llegar a las ejemplarizantes fábulas de La Fontaine, ya en el clasicismo francés. Todo este linaje –innecesario si se estima que el autor cienfueguero, residente en Miami, ha volcado más que moralejas tiernas confidencias entre animales–, aparece justificado por la feliz fusión de los versos con las excelentes imágenes del dibujante Justo Luis, quien desde Lieja, se incorpora a este libro que había perdido de vista desde hacía mucho tiempo ya. Y es que parte de las historias de este bestiario son prosas poéticas escritas en La Habana, en 1975, y casi milagrosamente salvadas del gran naufragio como se salvarían con Noé sólo aquellos animales destinados al Arca. No cabe duda alguna de que los versos que datan de años más recientes, traducen una sabiduría alcanzada en medio de la lúcida observación del comportamiento de los hombres y en la paz con que el autor vive con respecto "al ruido de afuera". Tampoco siente complejos al rememorar los juegos misteriosos de los pingüinos del zoológico de Nueva York, ni duda de la alucinante aparición de un zorro plateado (en sus versos se vuelve gris) que jura haber visto el pintor Ramón Alejandro atravesar las calles desoladas de la noche en Miami. Todos estos elementos, guiños, entrelazamientos (no en balde al poeta Germán Guerra dedica la comedida actitud del pelícano, del que ya sabemos lo que en los bestiarios "canónicos" simbolizaba) y demás aciertos, se resumen en una cuidada edición que aporta peso a la reciente y ya prolífica editorial. Prometo una reseña más pausada que se acorde con la obra creadora de quien ha sido fundador de revistas (desde Mariel hasta Decir del agua) y ha hilvanado otros versos soplados al viento como hojas muy finas de cristal. Por ahora cúmplanse mis felicitaciones, y extiéndanse, por tanta belleza en tiempos de inciertas marejadas.

Nota: Zu Gallery Fine Arts y Bluebird Editions se complacen en invitarlos a la presentación de El ánimo animal, la más reciente obra del poeta cubano Reinaldo García Ramos, quien leerá textos de su libro. Las palabras iniciales estarán a cargo de Juan Cueto-Roig.

Viernes 5 de diciembre de 2008 a las 8:00 p.m.

Zu Gallery Fine Arts.
2248 S. W. 8th Street.
Miami, FL 33135
305-643-0059

William Navarrete (Cuba, 1968). Crítico de arte, narrador y ensayista. Ha publicado los libros de ensayo: La chanson cubaine: textes et contexte, Cuba: la musique en exil , Catalejo en lontananza y 1902-2002. Centenario de la República Cubana (libro colectivo, Miami, 2002). También la antología de poesía cubana Insulas al pairo; la de poetas cubanos presos Versi tra le sbarre y el homenaje a José Lezama Lima (junto a Regina Ávila, et al.) Aldabonazo en Trocadero 162. Publicó sus poemarios Edad de miedo al frío (Cádiz, 2005); Canto al pie de los Atlas (Coen Tanugi Editore, Milán, 2006) y Lumbres veladas del Sur (Col. Atril, Valencia, 2008). Sus monografías críticas han sido publicadas en la colección "Visión crítica", de la Ed. Aduana Vieja, siendo la última la que editara junto a Jesús Rosado sobre el pintor Humberto Calzada. Recientemente publicó ficciones sobre obras maestras del Louvre en el volumen La canopea del Louvre (Valencia, 2008). Reside en París.

3 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Heriberto Hernández dijo...

A la persona que entra y deja comentarios, ofensivos a los que colaboran en este blog, le reitero que en este sitio no admitiré ningún comentario de este tipo. Es mi sitio y no aspiro a que vengan muchas más personas que las que ya lo hacen. No aspiro a percibir ningún beneficio material por hacerlo y como para ello invierto mi tiempo y mi trabajo, me siento en el derecho de decidir que sucede acá y que no sucederá en modo alguno. Al que no le guste, le sugiero amablemente que no vuelva. Gracias.