martes, 19 de octubre de 2010

LOS AMIGOS QUE SE LLEVA EL VIENTO (y otros poemas) / Pedro A. Assef

.

.
En la segunda mitad de la década del ochenta, en que el verso libre monopolizaba la atención de la mayoría de los autores jóvenes, Pedro A. Assef, retomando las formas clásicas y encausando su discurso en ellas, logró insertarse como un caso singular dentro de los poetas de su generación. Su explícita vocación lírica ha contribuido a restaurar la continuidad de nuestra tradición poética.
.


LOS AMIGOS QUE SE LLEVA EL VIENTO
.
ahora mismo estaban aquí / dándome de beber en sus manos
como padres callados / iban sobrellevando mi inocencia
sempiternos oscuros me abrazaban
y yo dormía a sus pies / detrás de sus espaldas
acomodaba como una rosa el desamparo
no eran muchos / pero alcanzaban a recoger mis lágrimas
a devorara mis versos como flores
me decían: te esperamos afuera / después de la tormenta de la muerte
ah mis viejos hermanos
mis animales de la melancolía / que se han ido de pronto con el viento
y yo sobre esta roca / otra vez frente al mar
sin patria y sin palabras
.
.
LOS SONETOS DEL AMOR DESGARRADO III
.
Para morirme en ti, si acaso muero,
si acaso este dolor no me resguarda,
haré que la ciudad perezca y arda.
Patético y enfermo caballero.
.
Todo el amor se me ha quedado adentro,
hecho llanto de escarcha retenido,
hecho polvo de sombras. El olvido
es un amor de dios. Si no te encuentro
.
levantaré las calles, sus aceras,
sus columnas de lánguidas quimeras,
sus dioses, sus fantasmas, sus dinteles:
.
las catedrales con el ron bien frío.
Y encontraré la sangre de tu río,
Tus almas y tus ojos y tus pieles.
.
.

LAS DÉCIMAS DEL OLVIDO Y EL AMOR (II)
.
Como una bestia sombría
que se desangra en la noche,
así mi amor se hizo un broche
de luz en la noche fría.
Recogí la vida mía
como quien corta una flor.
Fui el humo, fui el esplendor
en los valles de la muerte
y regrese para verte
palideciendo de amor.
.
.
ESTA ES LA HISTORIA DE UN BUFÓN
.
Esta es la historia de un bufón
que amaba desesperadamente a su rey;
pero tenía que dormir con la reina
y pretender al príncipe heredero.
.
Por las mañanas alegrabas sus fauces
olvidaba el oficio de la noche
y sin remedio alguno
intentaba inaugurar la risa en los monarcas.
.
“Un bufón no es más que un mono blanco,”
-comentaba la reina- Y el señorito príncipe decía:
“Retire, padre, a ese títere zonzo
.
no soporto sus muecas empañando mis ojos”
Y el bufón, antes que el rey le hablara
se iba ligero y bello, como el diablo.
.
.
PEDRO A. ASSEF
: (Ciego de Ávila, Cuba, 1966) Se graduó de filología en la Universidad Central de las Villas, con una tesis sobre la obra de Carilda Oliver Labra. Presidio la filial de literatura de la UNEAC en su provincia y fue especialista principal del Centro Provincial del Libro y la Literatura. Tiene publicado: Morir a sonetazos (1988), Poesía (1990), El libro de arena (1992), El libro del bufón y el rey y otras lealtades (2000) Antología lirica de Pedro A. Assef (México, 2001) y Expresión critica al universo poético de Carilda Oliver (Miami, 2002) Ha impartido clases y conferencias de literatura cubana, en algunas universidades de Cuba, México y Estados Unidos. Fue editor cultural del semanario “Mi Gente”, en la ciudad de Charlotte, Carolina del Norte. Pertenece a la National Association of Hispanic Journalists.
.

27 comentarios:

Anónimo dijo...

Heriberto, gracias por traerme a tu pagina y por tus palabras de presentación. Hemos crecido amando la poesía. Ahora te estoy mirando por allá por los ochenta, alto, egregio,convencido que un día tendrías una casa como esta, donde cupiesen los poemas de todos tus amigos. Un abrazo, Assef

Carlos Pintado dijo...

Excelentes textos, Pedri. Siempre es una dicha leerte. Te quiero mucho hermanito.
Carli

Nanafda dijo...

Pedro, logra ud. con su poesía deleitarme, déjeme presentarle mis respetos y admiración. Por favor, no pare. Fda. Sánchez C.

Anónimo dijo...

que bueno eres!!!, siempre me recuerdas a los grandes, gracias heriberto, gracias assef, me lo llevo, sonia

EL SITIO DE LA LUZ dijo...

Pedro he disfrutado mucho tus textos, hermosos y diferentes, muy liricos. Un gran abrazo hermano.

ad guerra dijo...

Excelente poesia, el soneto es una joya.

Anónimo dijo...

Mi profe siempre tuvo las manos muy blancas. Su fisonomía árabe llamaba al silencio. Hasta cuando pensaba parecía cercano. Mi profe escondía tesoros de la literatura. Nos prestaba libros "no permitidos". No le gustaba el aula. Era libre y preso. El poeta, pinta imágenes en la memoria. Acaricia el dolor. Juega con los sentidos. Viste la musa , lo debora.
Mi profe, el poeta, el amigo, el mismo de los ochenta reaparece en mi ordenador, me regala fe. Me enseña otra vez metodología de la vida. No se lo lleva el viento. Su lírica se hace complice de los espacios. Vuelve al aula del alma la metáfora. Lo toco desde sus versos.
Julieta Morffi Hernandez

Anónimo dijo...

Gracias Pedro; es un deleite leer esa tu lírica, porque es lírica y es tuya. Abrazo.
Abilio Gonzalez-Valdez

Anónimo dijo...

Hola mi hermano , me encantó , me dan ganas de coger la guitarra y meterlos en mi música,ojalá pudieramos dar un concierto ,que tal si te invito y vienes a mi Peña Música y razón
Hector Luis de Posada

Anónimo dijo...

Pedro, muy buenos poemas!! Gracias, hermano... un abrazo
Ihos Hernandez

Anónimo dijo...

Bellos poemas, querido Pedro, con el aire profundo de nuestra generación, con el dominio artístico de tu sensibilidad. Un abrazo grande, Agustín Labrada

Anónimo dijo...

‎"y yo sobre esta roca / otra vez frente al mar
sin patria y sin palabras"

me encanta
Adán Echeverria

Anónimo dijo...

Me gusto la del bufon!

Manny Lopez dijo...

Me parece genial tu paso por La Primera Palabra Pedro... todo lo que pueda decirte aqui, ya lo sabes...Tu poesia siempre me da... justo donde tiene que dar... Gracias a ti y a Heriberto por siempre ofrecernos lo mejor! Abrazos!

Anónimo dijo...

Pedro, te felicito por tus poemas, muy lindos y sobre todo profundos, de los que nos hacen pensar y meditar, y nos dejan en el alma deseos de seguir leyendo, para aprender, para identificarnos, para amar y vivir mas y mejor.
Xiomara J. Pages

Lamanga dijo...

Pedro que usted sabe de grandeza de verso, se le quiere.

Miguel dijo...

Sin patria me quede hace ya algunos años, sin palabras después de leer "Los amigos que se lleva el viento"

Miguel dijo...

Sin patria me quede hace ya algunos años, sin palabras después de leer "Los amigos que se lleva el viento"

Anónimo dijo...

sencillamente geniales pedro , PARA MORIR POR TI!!!!! sin duda alguna. un beso enorme.
Lex Viera

Anónimo dijo...

Frio con rio?

No se. No me parece bien.

Anónimo dijo...

Mi Assef eres grande porque cuando escribes lo haces con tu interior, con esa escencia infinita que solo los amantes a la vida lo podemos sentir!!.. dejame algun dia declamarlos.
te quiero la caballona!!

Anónimo dijo...

La caballona...es: Delia Rabah !!

Anónimo dijo...

Pedro:
Durante ans me falto la presencia unica de tu sensibilidad: nunca he visto a nadie que encarne tanto la poesia como tu.
Me daba miedo verte porque tu presencia me recordaba algun que otro horror que me acompaNa sin quererlo.
Y tu escritura (los que te conocen lo saben) eres tu: no hay trampas.
No sé, como resistes?
Si todavia andas vivo y escribiendo, debe ser que tienes razon y se equivoca el mundo; es decir el horror.
Un abrazo desde Paris como antes en la isla.
Tu hermano
Armando

Ismael Valdivia dijo...

De grata factura tus versos, Pedro.
Apenas te voy conociendo y quisiera verte en las ropas del bufón de tu poema: siempre fiel, endiabladamente inteligente.
Un abrazo, hermano.

Karelyn Buenaño. dijo...

Grato y maduro trabajo. Leí otros poemas de Pedro Assef, y debo decir que uno de los que más me gusta es "Es amor"; así como sus sonetos libérrimos, con una musicalidad más allá de la rima. Por un momento recordaba a Oliveiro Girondo.
Saludos.

Anónimo dijo...

PEDRO LAS DECIMAS DEL OLVIDO Y EL AMOR (II) ES EXCELENTE. UN DIA ME LO TIENES QUE LEER EN PERSONA. SALUDOS...............jose vazquez.

Anónimo dijo...

Pedro como siempre tu, mucho Assef. Desde los tiempos en Ciego de Avila me has demostrado que eres tan alto y profundo como tu lirica.No dejes de escribir.Un abrazon. I